Descartes animó a leer la biblia

Descartes era un matemático francés, científico y filósofo que ha sido llamado el padre de la filosofía moderna. Sus estudios de la escuela lo hicieron insatisfecho con la filosofía previa: tenía una fe religiosa profunda, y animó a que creyéramos en la Biblia, porque la reconoció como una obra inspirada por Dios:

"Se debe creer que hay un Dios, porque esto es bien enseñado en las Sagradas Escrituras... debemos creer en las Sagradas Escrituras, porque vienen de Dios." (Meditaciones Metafísicas, 1641, también en Carta de Dedicación a los señores decanos y doctores de la sagrada Facultad de Teología de París” (1950); AT, IX 4)

"Debemos preferir la autoridad Divina a nuestra percepción." ["Razonamientos"]

"Por encima de todo, debemos imprimir en nuestra memoria la única regla infalible, de que lo que Dios ha revelado es incomparablemente más seguro que cualquier otra cosa, y que, debemos someter nuestra creencia a la autoridad Divina y no a nuestro propio juicio, incluso aun cuando tal vez la luz de la razón deba, con la mayor claridad y evidencia, parecer sugerirnos algo contrario a lo que se nos revela. Pero en las cosas que son sobre las que no hay revelación, no es en absoluto coherente con el carácter de un filósofo el aceptar como verdadero lo que no se tiene determinado como tal, y confiar más en los sentidos, en otras palabras, a la falta de consideración de los juicios de la infancia que a los dictados de la razón madura." Principios de filosofía” (1644)    LXXVI.

"Las cosas reveladas por Dios son las más ciertas de todas las cosas que conocemos" [Reglas para la dirección del espíritu,  III; AT X 370.]

"La revelación divina nos eleva de un solo golpe a una creencia infalible" [Principios Filosóficos, Carta al Traductor; AT IX B 5.]

"Debemos creer todo lo que Dios ha revelado, aunque pueda superar el alcance de nuestras capacidades.   Por lo tanto, si tal vez Dios nos revela a nosotros o a otros, cuestiones relativas de sí mismo, que superan los poderes naturales de nuestra mente, tales como los misterios de la encarnación y de la Trinidad, no nos negaremos a creer, a pesar de que claramente no podamos entenderlos, tampoco estaremos sorprendidos de encontrar en la inmensidad de su naturaleza, o incluso en lo que Él ha creado, muchas cosas que superan nuestra comprensión.”  Principios de filosofía: De los principios del conocimiento humano, XXV.

"Veo muy claramente que la certeza y la verdad de toda la ciencia depende sólo del conocimiento del verdadero Dios, de tal manera que, antes de que yo lo conociera, no podía tener conocimiento perfecto de cualquier otra cosa. Y ahora que lo conozco, poseo los medios para adquirir un conocimiento perfecto respecto a asuntos innumerables, así en relación con Dios mismísimo y otros asuntos intelectuales como la naturaleza corpórea" (Descartes 1901, Meditación V).

Share:

0 comentarios