Obtenga los recursos que necesita

Cuando no crecemos en la Gracia de Dios, comenzarán a crecer en nuestro interior raíces indeseables contaminando el poder de la presencia de Dios.

La Gracia crece a medida que nos presentamos ante el trono y presencia de Dios. Hebreos 4:16 nos dice dónde encontrar la gracia: "Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro" (NVI). Debemos absorber del amor de Dios. Tomamos de su carácter y  misericordia para compartirlo con los demás.

Vivimos por la fuerza de sus reservas en nuestro corazones; reservas de su carácter que, cuando se nutre, se convierten en el fruto del Espíritu que fluye de nuestro ser interior.
En la carta a los Gálatas, el apóstol Pablo describe estas expresiones de la vida espiritual: "Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio de sí mismo ..." (Gálatas 5:22 -23 NAS).

La verdadera pregunta es, ¿realmente queremos seguir al Señor? ¿Queremos honestamente hacer su voluntad? ¿Damos la espalda a la manipulación para conseguir lo que queremos y confiamos en Dios y Sus caminos?

Muchas veces negaríamos que andamos segun nuestro propio criterio; sin embargo, debemos ser guiados por el Señor en las sendas de justicia. Como Isaías 53: 6 dice: "Todos nosotros como ovejas erramos, cada uno de nosotros se ha convertido por su camino; pero el Señor ha hecho que el pecado de todos nosotros a caer sobre él "(NAS).

Jesús nos ha dado una entrada al trono de la Gracia para obtener toda la fuerza y los recursos que necesitamos. Ahora bien, es nuestra decisión de entrar por la fe y recibir de Él. Si ha caído de la gracia, Dios está tratando de restaurarlo y colocarlo de nuevo en su camino de la justicia.

Share:

0 comentarios