La ética es más importante que la religión

En los últimos años, el Dalai Lama ha llamado cada vez con más insistencia a adoptar una ética que trascienda la religión. Hoy, a sus 80 años, proclama una visión que sin duda es singular en un líder religioso: “La ética es más importante que la religión. No llegamos a este mundo siendo adeptos de una religión en particular, pero la ética sí es innata”. Una de sus creencias centrales es que la búsqueda de la felicidad y el deseo de evitar el sufrimiento son anhelos comunes de todos los seres humanos.

Tras el ataque terrorista perpetrado en París, usted dijo: “Hay días en los que pienso que sería mejor ¡que no existieran las religiones!” ¿A qué se refería?
El conocimiento y la práctica de la religión han sido útiles, por supuesto, pero hoy día ya no son suficientes, como muestran cada vez con mayor claridad ejemplos en todo el mundo. Esto es cierto en todas las religiones, incluidos el cristianismo y el budismo. Se han hecho guerras en nombre de la religión, incluso “guerras santas”. Las religiones han sido y son frecuentemente intolerantes. La espiritualidad humana básica es mucho más importante que la religión. Es una inclinación hacia el amor, la bondad y el cariño que todos tenemos dentro de nosotros, sea cual sea la religión a la que pertenezcamos. En mi opinión, la gente puede vivir sin religión, pero no sin valores internos, sin ética.

¿Qué lo llevó a pensar que necesitamos más espiritualidad que la que nos pueden proporcionar las religiones tradicionales?
Llevo 56 años exiliado en la India. Es una sociedad laica que se rige por una ética laica. Con muy pocas excepciones, allí viven en paz no solo hindúes, musulmanes, cristianos y sijes, sino también jainistas, budistas, judíos, agnósticos y ateos. Sé que hay repetidos casos de violencia local pero sería un error generalizar. En definitiva, la sociedad india es pacífica y armoniosa. Todos los credos religiosos sostienen el antiguo principio indio de la no violencia, el ahimsa, con el que Gandhi cosechó tanto éxito político. Fue la base para la coexistencia pacífica. Es una ética laica y práctica que trasciende todas las religiones. ¡El mundo actual haría bien en adoptarla!
Hay 6.000 millones de “creyentes” en el mundo, pero muchos de ellos no toman en serio su religión...
Por desgracia, entre esos 6.000 millones hay mucha gente corrupta que no cuida más que sus intereses. Pero habrá más paz externa en la Tierra solo cuando haya más paz interna. Esto es cierto al hablar de todos los conflictos actuales: Ucrania, el Oriente Medio, Afganistán, Nigeria. Casi en todas partes, el fundamentalismo religioso es una de las causas de la guerra

La investigación neurobiológica moderna sugiere firmemente que el comportamiento altruista es más gratificante que el egoísmo. La gente no tiene que ser egoísta; es igual de fácil ser altruistas y orientar nuestras actividades al bienestar de los demás. ¡El altruismo nos hace más felices!

Publicado por Franz Alt
Extracto Revista Selecciones

Share:

0 comentarios