¿Cómo entender los caminos de Dios? (Devocional)

Proverbios 3: 6 dice: "Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas." (NVI).


Al conocer a Dios, vamos a encontrar la dirección que necesitamos. La Biblia Viviente dice de esta manera: "En todo lo que haces, poner a Dios primero, y Él lo dirigirá  y coronará sus esfuerzos con éxito." En otras palabras, el Señor coronará nuestras vidas con la vida abundante cuando lo buscamos primero.
Hay una gran diferencia entre conocer las acciones de una persona y saber qué hay en lo profundo de su corazón. De la misma manera con Dios. Cuando hablamos de conocer a Dios, no nos referimos a sus acciones; sino a mucho más.

Conocer a Dios íntimamente significa conocer su carácter y cualidades; ir más allá del reconocimiento de estas cualidades sino experimentarlas en nuestra vida cotidiana. El resultado final de querer conocerlo en este nivel será el reflejo de sus caminos en nuestras vidas.

Salmo 103: 7 dice: ". Dio a conocer sus caminos a Moisés; reveló sus obras al pueblo de Israel." Israel fue testigo de los hechos poderosos y los milagros que Dios realiza. Observaron las plagas que vinieron sobre Egipto, la división del Mar Rojo, el agua que brota de una roca, y el maná enviado del cielo para darles de comer. Israel vio milagro tras milagro, pero a pesar de lo que vieron, siguieron acusando a Dios y maldiciendo a sus siervos.

Moisés, sin embargo, vio los mismos milagros pero entendió mucho más que los otros. Él conocía a Dios en lo profundo de su corazón, él sabía que era un Dios de justicia y rectitud.

Que hizo diferente a Moisés del resto del pueblo de Dios? Hubo una singularidad acerca de Moisés que lo separaba de los otros hombres de su época. Su oración en Éxodo 33:13 nos da una idea de lo que era importante para él.
"Pues si realmente es así, dime qué quieres que haga. Así sabré que en verdad cuento con tu favor. Ten presente que los israelitas son tu pueblo."(NVI).

Tenía tanta hambre de conocer al Señor íntimamente que el conocimiento de sus acciones externas nunca sería suficiente! Moisés demandó tal cercanía entre él y Dios, que él comenzó a entender claramente los deseos del corazón de Dios.

Dios está buscando personas cuyos corazones están dedicados a él por quién es él, y no sólo por lo que hace. Estas son las personas a quienes Él mostrará su poder.

¿Va a ser una de esas personas que quieren traer deleite y placer en el corazón de su Padre Celestial; que le tratará con diligencia, y llegará a entender sus caminos? Una vida de emoción y alegría nos espera si aceptamos este desafío.

Share:

0 comentarios