Como salir de la prisión emocional (Devocional)

No es el deseo de Dios para su pueblo el vivir bajo el miedo y la presión de la crisis financiera y económica. El temor de lo que depara el futuro ha llevado a muchos a experimentar depresión fatalista en vez de alegría. El miedo a la mala salud, el temor al divorcio, o el tormento mental de sueños desmoronados puede ser una prisión emocional.
Dios nos ha dado instrucciones específicas a fin de prevenir a su pueblo de que queda en la esclavitud:

»Sométete a Dios; ponte en paz con él, y volverá a ti la prosperidad.Acepta la enseñanza que mana de su boca; ¡grábate sus palabras en el corazón! Si te vuelves al Todopoderoso y alejas de tu casa la maldad, serás del todo restaurado; si tu oro refinado lo arrojas por el suelo,  entre rocas y cañadas,  tendrás por oro al Todopoderoso, y será él para ti como plata refinada. En el Todopoderoso te deleitarás;  ante Dios levantarás tu rostro. Cuando ores, él te escuchará, y tú le cumplirás tus votos. Tendrás éxito en todo lo que emprendas,  y en tus caminos brillará la luz." (Job 22: 21-28 NVI).

Observe Él dijo: "... ponte en paz con él." Ese es el medio para nuestra tranquilidad. La clave de la gran ganancia en cada área de nuestras vidas es estar en Paz con Dios.
Él es la parte más valiosa de la vida - un tesoro más allá del valor. Cuando miramos al Señor, tenemos la seguridad de que Él está siempre presente y dispuesto a revelar su bondad para con nosotros y nos rodeará con Su favor.

La fe en Dios se hace tan común como la respiración. La Biblia nos enseña en Romanos 10:17, "Así que la fe viene por el oír, y el oír, por la palabra de Dios." ¿Por qué la Palabra de Dios crea la fe? Es porque cada palabra de la Biblia trae una revelación de quién es Dios: su naturaleza, su poder y sus deseos. Las palabras se activan con el poder espiritual que revela a Dios al lector o al oyente.
Cuanto más profundo e íntimamente conocemos a Dios, más fuerte es nuestra fe. La lucha por la fe se sustituye por la conciencia de que Dios es fiel y digno de confianza; entonces nuestra fe se desarrolla sin una lucha.

Oseas 6: 3 dice: " Conozcamos al Señor;  vayamos tras su conocimiento. Tan cierto como que sale el sol, él habrá de manifestarse".
Nadie pierde el sueño preguntándose si el sol saldrá por la mañana. Cuando busque conocer realmente el carácter de Dios, descubriremos que podemos confiar en Él. Dios es mucho más fiel e inmutable que la salida del sol cada mañana.

Share:

0 comentarios