¿Cómo ser influenciados por el Espíritu Santo? (Devocional)

Es natural cuando dos personas pasan tiempo juntos que la persona con la personalidad más débil comienza a adquirir las características del más fuerte. Estamos influenciados por aquellos con quienes nos asociamos. Este principio se manifiesta en los siguientes versos:

"El que con sabios anda, sabio se vuelve; el que con necios se junta, saldrá mal parado." (Proverbios 13:20 NVI).

"No te hagas amigo de gente violenta, ni te juntes con los iracundos, no sea que aprendas sus malas costumbres y tú mismo caigas en la trampa. (Proverbios 22: 24-25 NVI).

"... Por las malas compañías corrompen el buen carácter" (1 Corintios 15:33 NVI).

El Espíritu Santo quiere cambiar nuestro pensamiento carnal para que Él pueda comunicar sus deseos, pensamientos y actitudes en nosotros. Mientras esto sucede, nuestra mente y emociones entrarán en perfecta armonía con su voluntad. Esto nos lleva a un compromiso, buscarlo con diligencia en la Palabra de Dios y ser sensibles a sus impulsos.

La forma en que realmente conocemos a alguien es pasando tiempo con ellos.
Muchos queremos una relación poderosa con Dios, pero no nos disciplinamos en buscar a Dios con el fin de conocerlo. Así a veces nos sentimos derrotados antes de iniciar nuestro camino. No nos vemos realmente viviendo cerca de Dios y nuestro pensamiento dominante de derrota, nos lleva una experiencia cristiana superficial.

Comencemos a trazar el rumbo de nuestra vida, poniendo a Dios y Su Palabra en primer lugar. A continuación veremos lo rápido que Él mostrará su poder en su nombre.

Daniel 11:32 dice: "Pero el pueblo que conoce a su Dios se esforzará, y llevará a cabo grandes hazañas."

Share:

0 comentarios