4 pasos para mejorar nuestro diálogo interno

¿Sabías que una persona en promedio gasta 14 horas diarias hablando consigo mismo mentalmente? A esto es a lo que le llamamos: Diálogo interno. ¿Y sabías que aproximadamente el 80% de ese diálogo interno es negativo?



Sin duda alguna, es necesario que puedes identificar ese diálogo interno negativo para llegar a mejorarlo.

Este diálogo interno negativo te puede causar:

  • Miedos a cosas inexistentes o improbables
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Sentimiento de que no eres suficiente o eres incapaz
  • etc.

Todo esto relativo a que emprendas un nuevo proyecto, a que montes tu propio negocio, a que hables con ciertas personas…
…Y es allí donde te puede afectar negativamente el hecho de contar con ese diálogo negativo.
Así que, vamos a ver cómo puedes filtrar tu diálogo para que sea positivo cuando lo necesitas:

#1 Analizarte

Analizar quién eres realmente en tu interior y en tu mente…
Tratar incluso de llevar una libreta o agenda en donde anotes:
¿Cuáles son los pensamientos que se repiten más?
¿Qué cosas a lo largo del día se vienen a tu mente sin tú saber por qué?
Cuando alguien te dice algo, ¿Qué es lo primero que piensas o sientes al respecto?
Este tipo de libreta la podrías llevar durante una semana, por todos los días (ya sea en papel o digitalmente).
Lo importante, es que anotes teniendo fresco el pensamiento, porque en promedio tenemos unos 60.000 pensamientos al día.
Así que se trata de incluir sólo los pensamientos predominantes.
Estos te permitirán conocer cuál es la mentalidad que domina tu vida y darte cuenta qué puedes cambiar o mejorar.

#2 Identificar Patrones Repetitivos

Con patrones repetitivos me refiero justamente a pensamientos o temas recurrentes en tu mente, a lo largo del día.
Aquí puedes darte cuenta a qué cosas le estás dedicando mucho esfuerzo mental, qué te atormenta o te tiene pensando sobre algo todo el tiempo.
Quizás puede ser una decisión que aún no has tomado…
O algo que va a pasar en el futuro cercano y te tiene ansioso o preocupado…
Lo importante es que al conocer, puedes saber con exactitud qué situaciones son las que debes resolver para estar más tranquilo.

#3 Modificar El Diálogo Interno

Finalmente, debemos modificar lo que no esté adecuado a lo que consideramos que es importante para nosotros.
Las cosas negativas tratar de resolverlas para pensar cada vez menos negativamente.
Si estás estresado sobre una decisión que tienes que tomar, pues entonces tomar esa decisión lo más rápido posible…
…porque eso te puede generar consecuencias negativas en otros sentidos.
Si hay una persona que te hace sentir mal, tratar de priorizar tu tiempo para no dedicarle tanto esfuerzo mental a ella.
Si guardas las anotaciones que hagas, en cada una de las interacciones vas a ver tu progreso y tu evolución.
…Y lo más importante, te vas conociendo a ti mismo y el poder que eso te da.

#4 Alimentarte De Positivismo

Finalmente, para complementar toda esta estrategia, debes alimentar tu mente de cosas y mensajes positivos, de inspiración…
…De estrategias que te ayuden a lograr el éxito que deseas.
La razón de esto, es que puedes tener una ayuda tanto interna como externa para mejorar tus diálogos.
Con la libreta y las anotaciones, estás haciendo un trabajo interno de inspección y de control.
Ahora, viene el exterior… El cual, queramos o no, nos afecta positiva o negativamente.
La idea entonces es que tu exterior te hable y te trasmita cosas positivas para ayudar a tu diálogo interno.
Así, tu mentalidad estará apta para afrontar cualquier reto y alcanzar los sueños, sin importar lo que haya que hacer.

Fuente: sebascelis.com

Share:

0 comentarios