8 hábitos para mejorar tu vida [el reto de los 31 días]


Vamos a exponer siete hábitos que pueden hacer que tu vida cambie a mejor notablemente. Sin embargo, llevar a cabo los siete hábitos puede ser demasiado difícil al principio así que te propongo que escojas uno de estos siete hábitos y lo trabajes durante los siguientes 31 días.

Te voy a dar unas consideraciones previas antes de exponer estos siete hábitos para cambiar tu vida a mejor.

CONSIDERACIONES PREVIAS

1) El proceso para cambiar tu vida no va a ser fácil.

Estos siete hábitos van hacer que tu vida sea significativamente mejor. Sin embargo, no quieras hacerlo todo a la vez. Ten un plan de actuación, es decir, coge, por ejemplo, el consejo número uno y proponte convertirlo en un hábito durante los próximos 31 días.

2) Necesitas estar comprometido.

Si has llegado a este artículo es porque quieres que tu vida sea mejor. Necesitas comprometerte con ese cambio así que puedes dejar al final de este artículo el siguiente comentario:

“Hola, me llamo ‘tu nombre’ y durante los 31 días siguientes voy a realizar el consejo número (elije el consejo que más fácil te parezca)”.

3) Necesitas ser disciplinado.

Cambiar tu vida a mejor conlleva desterrar malos hábitos e incorporar nuevos hábitos, y para ello se requiere disciplina, y para ser disciplinado necesitas motivación.


7 hábitos que van a hacer que tu vida sea mejor:

1) Vas a empezar a hacer ejercicio.

Elije qué tipo de ejercicio vas a realizar durante los siguientes 31 días: andar dos horas diarias, correr durante una hora tres veces a la semana, nadar una hora tres veces a la semana,…

Necesitas establecer un ejercicio concreto, establecer cuánto tiempo le vas a dedicar cada semana, qué días lo vas a realizar y a qué hora lo vas hacer. Como ves, necesitas ser muy concreto en tu plan de actuación.

2) Dos días a la semana, vas a quedar con alguien con quien te sientas a gusto.

Si optas por llevar a cabo este hábito, déjame tu comentario diciendo qué días de la semana has elegido para quedar, a qué hora, qué vais hacer y con quién vas a quedar. Ejemplo: el lunes a las 10:00 AM he quedado con mi mejor amigo para dar un paseo y el jueves a las 11:30 AM he quedado con una compañera de trabajo para tomar un café.

3) Vas a buscar un hueco en tu día a día para leer, por lo menos, durante 45 minutos.

Si optas por llevar a cabo este hábito,  “Todos los días, de 22:30 a 23:15 voy a leer el siguiente libro: ‘Título del libro'”.

4) Vas a tener el siguiente hábito de sueño.

Durante los siguientes 31 días, vas a intentar dormir, al menos, 7 horas y no te vas a acostar más tarde de las 00:00.

Este hábito va ligado al primer hábito que te he propuesto, es decir, si eliges llevar a cabo este hábito, vas a tener que hacer obligatoriamente el primer hábito, y al revés, si eliges el primer hábito vas a tener que hacer este hábito número cuatro.

Esto es debido a que para dormir correctamente hay que estar cansado.

También te recomiendo tomar un suplemento de melatonina, una sustancia natural que segrega nuestro cerebro y que se encarga de regular nuestro ciclo natural de sueño.

A partir de los 40 años nuestro cerebro empieza a segregar menos melatonina y es recomendable tomarla como suplemento.

5) Vas a empezar a comer mejor.

Vas a incorporar nuevos hábitos alimenticios mucho más saludables. Durante los siguientes 31 días vas a incorporar a tu menú más pescado, más verduras, más legumbres, menos comida basura y menos bollería.

Vas hacer un planning semanal con la comida y la cena. Escoge platos que sepas hacer y ten en cuenta que vas a necesitar un tiempo determinado para comprar los ingredientes y elaborar cada plato, así que recuerda dejar un hueco en tu agenda para cocinar.

Si no tienes demasiado tiempo puedes aprovechar el fin de semana para hacer unas lentejas, garbanzos, o lo que sea y luego, en tapers, lo puedes congelar para ir sacándolo entre semana.

6) Vas a dejar de criticar y quejarte durante los siguientes 31 días.

Este hábito no es tan fácil como pueda parecer. Si optas por este hábito, no requiere de mucha planificación. Tan solo debes llevar un registro de las veces que has sucumbido a una queja o crítica. Para dicho registro te invito a que uses el sistema de comentarios que hay más abajo.

Si de pronto te ves inmerso en una conversación en la que se está criticando a alguien, vete. Invéntate una excusa, di que vas al baño o di que tienes que realizar una llamada.

Eliminar las quejas y críticas de tu vida te harán ser una persona mucho más positiva.

7) Vas a meditar u orar todos los días durante 15 minutos.

Vas a escoger un momento del día y vas a meditar u orar durante 15 minutos. Por supuesto, si eliges hacer este reto, ten pensado (o escríbelo mejor) en qué momento del día vas a orar o  meditar.

Una consideración: no elijas un momento del día en el que te puedas quedar dormida/o. Si lo haces después de comer o a la noche, puede que te quedes dormida/o.


8) Realizar una actividad de voluntariado.

Primero necesitas encontrar un listado de actividades de voluntariado que se realicen en la localidad donde resides. Este listado lo vas a conformar realizando una búsqueda en Google.

Puedes encontrar estas actividades realizando búsquedas como “Voluntariado [escribe el nombre de tu comunidad o localidad]”. Entre los resultados que Google te arroje seguro que podrás hacer un buen listado y elegir aquella actividad que más se adecue a tus necesidades, intereses y disponibilidad.

Seguro que existen muchas actividades de voluntariado cerca de donde vives: ayudar a personas discapacitadas, acompañamiento de personas mayores, colaborar con entidades de ayuda a los más necesitados (recogiendo alimentos, repartiéndolos, educando a niños en situación de desamparo o que provienen de familias pobres o desestructuradas,…), protectoras de animales, acompañamiento de niños hospitalizados,…

Una vez que hayas escogido con qué asociación puedes colaborar, establece qué días y a qué hora vas a acudir.

Incorporar este hábito a tu vida va a hacer que tu vida mejore notablemente pues cuando nos sentimos útiles ayudando a los demás, nuestros índices de bienestar emocional se incrementan.

Pues hasta aquí este listado.

Ahora te toca a ti empezar a realizar las acciones que van hacer que tu vida mejore.

Share:

0 comentarios